Ondas

 

/// english below

 

Instalación, 2011 y 2014

Chopo, alambre trenzado y estructura de hierro

 

Un árbol tirado y abandonado, cortado y hueco. Muerto, vaciado y devorado por el tiempo y los insectos, atrapó mi mirada y mi atención con una llamada silenciosa. Pensaba que vacío no tenía vida, pero cuanto más y más escuchaba, mayor era la atracción que el vacío creado en el interior del tronco me ejercía.

 

Los troncos cortados en pequeñas secciones, colgados y atravesados de principio a fin por el interior quemado, pendulan de un hilo, dejando que a golpes de viento o con el contacto de una persona se muevan, expandiéndose y contrayéndose, chocando y rebotando.

Unas secciones se comunican con otras canalizando la energía que fluye en su interior a través del vacío compartido.

De la misma forma que un niño, al contemplar un estanque en calma, no puede resistirse a lanzar una piedra al agua y ver, fascinado, como ha creado una propagación de ondas, aquí, madera contra madera, en cada movimiento el sonido y el vacío se dicen al aire, lo esculpen.

Se propagan al paisaje las ondas, los anillos de crecimiento, como en un estanque que, siendo el mismo, se percibe como distinto. De alguna manera, es ya algo íntimo, algo propio.

 

Esculpir como tirar una piedra al agua

para retornar, poco a poco, a su estado de calma.

 

///

 

Ripples

 

Installation, 2011 and 2014

White poplar trunks, braided wire and iron structure

 

A tree threw away and abandoned, cut and hollowed. Dead, emptied and devoured by time and insects caught my gaze and my attention with a silent call. I thought, empty, it hasn't life, but the more I listened, the more was the attraction that the vacuum inside the trunk exerted on me.

 

The trunks cut into small sections, hung and traversed from start to finish by burned inside, hold by a thread, allowing wind or contact of a person move it, expanding and contracting,

bumping and bouncing. Just as a child, looking a calm pond, cannot resist throwing a stone into the water and watch, fascinated, as it has created a wave propagation, here wood on wood, in every movement, the sound and void are told through the air, they sculpt it. The ripples and the growth rings are propagated through the landscape, like in a pond.

 

Sculpting like throwing a stone into the water to return gradually to its state of calm.

 

 

Héctor Hernández